divendres, 20 de desembre de 2013

Tu Bakery a juicio



Lo séeee lo sée, soy una blogguer malísima, a ver si me pido un poquito de constancia para Navidad! Y ya de paso me pido también a los Hermanos Scott para que terminen la reforma de la tienda jajaja
Pues sí, después de unas semanas de pastelitos ya me había olvidado de lo que eran las agujetas permanentes, tener las muñecas abiertas, y llevar la ropa y el pelo blanco yeso.
Hoy os voy a contar la aventura carpinteril que supone reformar un local cuando no has cambiado una bombilla en la vida. ¡Suerte que existe Youtube y sus BricoTutoriales!
Ahora ya taladro con una mano, cargo sacos de 25kg de cemento como si fuera la bolsa del super y me paseo por Leroy Merlin como Pedro por su casa oiga!

Y si, se me está haciendo largo no, eteeeerno. Pero más que una reforma, literalmente lo estamos haciendo todo de nuevo, y cuando me refiero a estamos, me refiero a mi equipazo de carpinteros/chapuzillas/reformadores/diseñadores/decoradores: Familia, amigos, Mr.J y yo.

Vamos a ver el local en si, como obrador, era una maravilla maravillosa, que solo necesitaba un par de toquecillos y una mano de pintura. Pero he aquí que me presenta el sr. ingeniero una propuesta más maravillosa todavía, una señora bakery con todas las de la ley (con sus mesas, su baño minusválidos, sus almacenes, etc)  y una distribución pluscuamperfecta!
Así que dije bueno pues Ya que estoy lo hago así.

Y allí que me lanzo martillo de Thor en mano a derribar paredes como si no hubiese un mañana.
(¿Qué de dónde saqué la energía suficiente para hacerlo? fácil: Súmale a un cabreo mayor con la compañía de la luz, la frase "pues si, tenía usted razón, se lo arreglarán en 3 o 4 semanas")

Vale, una vez derribadas las paredes y recogida la runa, viene el siguiente paso: Cargar 68 sacos de runa en el maletero de un seat ibiza. Si... se me están poniendo brazos de Chuck Norris

Ok, una vez listo esto, solamente quedaba poner el pladur.
...
Así que después de ver todos los tutoriales online habidos y por haber, distinguir entre montantes y canales, estudiar detenidamente cómo crear ese semejante laberinto de espacios, partir un millón de brocas, quemar otras tantas, tener que rectificar más de una pared, enamorarme del Pattex No más clavos, APRENDER que la taladradora tiene 2 posiciones "giro derecha/izquierda" y muuuuchas otras minucias que para los novatos en carpintería como yo nos parecen un mundo,  al fin, HABEMUS PAREDES.

A todo esto del tema eléctrico, gracias a dios, se encarga un profesional.


Pero la cosa no queda ahí, porque ya que estoy más vale cambiar las ventanas, y ya que estoy podría poner el suelo en damero y ya que estoy ...



Si, podría haber contratado a un equipo de expertos en la materia. Y probablemente ya estaría la tienda abierta.
Pero una cosa sus digo! No solo estoy currando como nunca en mi vida, y estoy aprendiendo mogollón de carpintería. Ésto es la mejor terápia, porque estoy interiorizando que con ganas, mucho trabajo y muchos muchos errores una puede hacer lo que se proponga.




No sé si la más bonita de Barcelona, pero desde luego, cuándo termine, me va a parecer la bakery más preciosa del universo!


Entre visita y visita al local también he ido haciendo cositas dulces, Dolç Maremagnum, BCN&cake, Alice in weddingland. Os lo cuento en breve. 


L.