dilluns, 13 de febrer de 2012

Capítulo piloto

¿Y ahora qué?
Es la pregunta que intento evitar desde que terminé los finales...



Recuerdo un capítulo de Friends en el que Monica está haciendo cacerolas de mermelada como una loca y tiene toda la casa plagada de cajas de fruta. Es como una especie de terapia anti-Richard.

Pues a veces me veo formando parte de la misma escena con la cocina llena de postres, mientras mi conciencia grita ¡dioooos deja ya de hacer galletas! y una marea de humeantes y esponjosas magdalenas  me arrastra hasta las cataratas del chocolate... entonces es cuando suena el timbre del microondas y me doy cuenta que sigo horneando galletas con una carrera terminada y sin trabajo a la vista.
He aquí mi terapia anti-desempleo.


Así que... he decidido convertir mi obsesión pasteleril en algo más productivo. 
Voy a hacer dulces por encargo.

Esto es el capítulo piloto de una nueva etapa de mi vida y espero que tenga muchas temporadas.


L.

2 comentaris:

  1. Pues enhorabuena, por ser valiente y lanzarte al cambio. Espero que todo vaya estupendamente, y, sobretodo, que seas feliz haciendo lo que mas te gusta!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muchas gracias!
      Todos los oficios tienen su qué, pero con la repostería realmente disfruto :)

      Elimina